Somos 10% humanos

Somos 10% humanos

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

 

10% Humanos.

Es el nombre de un libro que leí hace un tiempo. Trata sobre las bacterias que colonizan nuestro cuerpo y que hacen parte fundamental de nuestra salud o de nuestra enfermedad. El título sugiere que en realidad somos 100% humanos cuando estamos en el vientre materno. Una vez nacemos, comienza una colonización de bacterias que se convierten en nuestra huella digital; nuestro microbioma.

De cómo suceden las cosas al nacer, y en nuestra infancia, depende cómo será nuestro microbioma, lo que determina muchos aspectos en nuestra salud.

Circunstancias que hacen que el microbioma de una persona sea bueno, robusto, que ayude a combatir organismos extraños o que incluso ayude a que una persona no tenga sobrepeso son:

  • Nacimiento por parto natural
  • Leche materna
  • Mascotas en casa
  • Bajo uso de antibióticos

Más adelante en nuestra vida, una alimentación rica en fibra (vegetales y frutas), rica en alimentos naturales, rica en alimentos fermentados (yogurt, kefir, kombucha, sauerkraut, probióticos como suplemento)  y alejada de alimentos procesados, harinas y azúcares procesados, bajo uso de alcohol y medicinas como antiobióticos, también va a contribuir a que nuestro microbioma sea robusto, y nos ayude a combatir agentes extraños como virus o bacterias. Nos va a ayudar a que ese 90% de nosotros, trabaje en función de nuestra salud y no en contra de ella.

Qué hacer para que nuestras bacterias trabajen por nosotros y no en nuestra contra? La alimentación es clave y un primer gran paso es incrementar el uso de fibra en nuestra dieta. Sabías que deberíamos consumir alrededor de 35 gramos de fibra al día? Sabías que en promedio, en occidente, se consumen alrededor de 2 a 5 gramos de fibra al día?

Lo segundo es incrementar el uso de alimentos fermentados (mencionados más arriba), y el uso de probióticos como suplemento alimenticio. Esto ayuda a colonizar de bacterias buenas y a mejorar la calidad de nuestro microbioma.

Y por último, discriminar mucho el uso de los antibióticos. No digo que no pensar en usarlos cuando es en extrema necesidad, pero si no hacer uso constante.

Cuidemos ese 90% de nuestro cuerpo!

 

Con Cariño

 

Catalina Aristizábal

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leave a Comment