Educorantes Artificiales son la Solución?

Educorantes Artificiales son la Solución?

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

 

La semana pasada hablamos del azúcar, y cómo esta sustancia no sólo nos ayuda a ganar peso y a acumular grasa, sino que además genera unas sustancias que se entrelazan en las fibras de colágeno de nuestra piel, lo que hace que nuestra piel se vuelva cada vez más rígida, y con más líneas de expresión y arrugas.

En pocas palabras, el azúcar es el archienemigo del antienvejecimiento!

Quizá pensamos entonces que los edulcorantes artificiales pueden ser la solución, pero, es bueno que hablemos de ellos para que todos podamos tomar las mejores decisiones para la salud de nuestro cuerpo y claro! también cómo nos vemos y sentimos!

Comencemos primero por entender qué son esos edulcorantes o azúcares artificiales que nos venden como cero calorías. Se le llama edulcorante a toda sustancia natural o artificial diferente al azúcar (sacarosa) que se usa para endulzar alimentos, incluso se les conoce como endulzantes NO nutritivos y NO calóricos.

CUIDADO! Por que hay controversias. Muchos organismos en Estados Unidos defienden el uso de edulcorantes artificiales, como medida para prevenir la obesidad en Los Estados Unidos. Crees que ha funcionado? La respuesta es no, los números de obesidad en este país son cada vez más altos.

Por otro lado, estudios e investigaciones europeas, han concluido que el uso de estas sustancias es perjudicial para la salud, aún con tan solo beber un refresco endulzado con estas sustancias. Primero, porque estos edulcorantes interfieren con la producción de leptina, una hormona que se produce en el cerebro y que es la encargada de mandar las señales de saciedad. Sin leptina, podemos comer y comer sin sentir sensación de estar llenos. Imagina entonces lo que sucede cuando una persona que padece problemas de peso, ordena un refresco extra grande, con una gran hamburguesa y papas.

Además, estudios han comprobado que estos edulcorantes artificiales, originan un cambio negativo en la flora intestinal, y como veíamos en semanas pasadas, con tu microbioma no se mete nadie! Este cambio en tu flora intestinal altera el metabolismo de la glucosa, un factor que contribuye a la diabetes tipo 2.

Qué hacer entonces? el azúcar no, los edulcorantes artificiales tampoco… entonces?

Bueno te tengo otra mala noticia, el azúcar morena es lo mismo que el azúcar blanca de mesa.

Lo que hay que hacer el mirar nuevamente a la naturaleza, y no tenerle miedo a los endulzantes como la miel, la miel de arce, o los dátiles. Si bien es cierto todos estos disparan niveles de azúcar en sangre y hay que tener cuidado con su uso excesivo, si usamos estos alimentos con moderación y combinados con fibra, grasas buenas y proteína, estos endulzantes no solo se minimiza su impacto en niveles de azúcar en sangre (lo cual lo hace apto para diabéticos), además nos proporcionan nutrición y delicioso sabor. (te invito a que veas mis recetas de postres saludables)

Existe un endulzante que para mí es en este momento el de la medalla de oro, por sus características y porque es fácil de conseguir. La Estevia. Pero hay que tener cuidado!, no me refiero a la “estevia” procesada que la venden como un polvo blanco, ya que el contenido de estevia es mínimo (aunque lo venden como estevia).

Para sacarle el mayor y mejor uso a la estevia para tu salud, compra gotas de extracto de estevia, o compra hojas de estevia secas, simplemente las remojas en agua toda la noche y obtienes un jarabe dulce, delicioso y nutritivo. El chiste de la estevia para que no amargue es no hervirla.

Hay otro endulzante que puede ser una solución para muchos, el jarabe de yacón, pero este es difícil de encontrar. Espero pronto lo veamos en tiendas y supermercados.

Con Cariño

 

Catalina A.

 

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leave a Comment