Por Qué Me Estoy Enfermando Tanto?

Por Qué Me Estoy Enfermando Tanto?

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

 

Si eres de las personas que últimamente sale de una gripa para entrar a otra, o que quizá cada vez es más común que la comida te caiga mal, o quizá que te da una gripa, seguida de un herpes en la piel, pasando por una diarrea… Este articulo es para ti.

Pero si no te identificas con esta situación, estoy segura que conoces a alguien que está pasando por esto. Su sistema inmune está a marchas forzadas y no alcanza a protegernos como debía. Por supuesto, a medida que vamos queriendo “lidiar” con nuestras gripas, tomando medicamentos como antibióticos, vamos desmejorando más y más nuestro sistema inmune.

Lo primero que creo importante entender es que los gérmenes están por todos lados, y no debemos angustiarnos ni mucho menos volvernos obsesivos con la limpieza, pero qué tal descubrir los lugares donde más gérmenes existen o proliferan, y atacar el problema de nuestros padecimientos cada vez más comunes, comenzando desde ahí, desde eliminar la fuente de contagio.

El TOP 10 de lugares donde proliferan los gérmenes está aquí!:

  1. El Grifo o la llave del agua en la cocina. Claro! por donde sale el agua está expuesta a gérmenes que llegan de las tuberías, pero también de la comida o de los residuos de comida cuando lavamos nuestros platos y ollas. Estas llaves además vienen con unas mallas donde sale el agua, allí se acumulan gérmenes como E. coli, salmonella, shigella, campylobacter, norovirus y hasta hepatitis A. Una vez por semana, te recomiendo retirar esta malla, y sumergirla en agua con vinagre. Las llaves para abrir o cerrar el flujo del agua también son blanco perfecto para los gérmenes, asegúrate de limpiarlas bien después de lavar esa pila de platos o de ollas.
  2. El trapito! Siguiendo con las zonas húmedas de las cocinas. Toda cocina en casa o restaurante o puesto de comida en la calle tiene su trapito, ese artículo multiusos con el que limpiamos el mesón cuando algo se chorrea, y bueno… quién sabe qué más cosas se limpian. En un estudio que hicieron hace tiempo en México, viendo la asepsia en los puestos de tacos en la calle, se descubrió que lo realmente contaminado con e.colli eran los trapitos que usa el taquero para limpiar el mesón donde prepara sus deliciosos platillos. Se recomienda en casa, lavar con jabón después de cada uso, y sumergirlo en agua muy caliente con vinagre.
  3. La lavadora. Este electrodoméstico recibe una cantidad de suciedad de la calle, pensemos, recibe esos pantalones que usamos para sentarnos en un transporte público, o las medias que usa tu hijo para jugar futbol, sudar, empantanarse y caminar en medias por el vestidor del colegio. Sin mencionar que en la ropa interior se almacena hasta 0.1% de material fecal. Acciones a seguir:
    1. lavar la ropa interior por separado. Remojar, lavar con agua tibia y usar vinagre blanco
    2. lavar la ropa siempre con vinagre blanco. Descubrirás cómo la ropa queda muy suave.
    3. lavar la lavadora con agua muy caliente y vinagre (por lo menos 1 vez por semana)
    4. limpiar los filtros.
  4. La aspiradora. Parece raro pensar que electrodomésticos que usamos para limpiar, no estén limpios. Las aspiradoras de bolsa, cargan con muchos gérmenes. al sacar la bolsa para vaciarla, allí vamos a botar gérmenes de vuelta a nuestro ambiente. Ideal tener una aspiradora que no use bolsa, o comprar bolsas antigérmenes. Y ser cuidadosos a la hora de limpiar la bolsa.
  5. Equipos de gimnasio. Aunque ir al gimnasio es clave para la salud, es importante recordar que los equipos son fuentes de gérmenes. Desde los mats o colchonetas, hasta las pesas y por supuesto las caminadoras o elípticas. Usa siempre una toalla para sentarte en los aparatos, lleva tu propio mat y eduquemos con el ejemplo, limpiando siempre los aparatos después de usarlos. Lávate bien las manos al terminar tus rutinas de ejercicio y evitar tocar tus ojos, nariz, oídos mientras haces ejercicio.
  6. La billetera. Cuántas veces mi madre no me decía… “lávate las manos! tocaste monedas!” No es que el dinero sea sucio (ojo con las creencias en cuanto al dinero y la riqueza ;), sin embargo el papel moneda pasa de una mano a otra, las ranuras de las monedas o los poros del papel son lugares ideales para muchos tipos de gérmenes. Las tarjetas de crédito no se salvan, porque aunque no pasan de una mano a otra si son manipuladas por ti, el cajero del supermercado o el mesero en el restaurante. Se recomienda limpiar tus tarjetas con pañitos antibacteriales, y lavarse muy bien las manos después de manipular los alimentos.
  7. La cartera o el bolso. Nosotros las mujeres somos muy simpáticas con nuestras carteras. Las ponemos en el piso del carro para que no nos las roben, llegamos a casa y la ponemos encima de la mesa del comedor, en un baño público la ponemos encima del mesón para sacar nuestro maquillaje y en un restaurante la colgamos entra nuestras piernas con el riesgo que toquen el piso. Nuestras carteras son llenas de gérmenes, y no hay mucho por hacer mas que tener cuidado en dónde la ponemos de ahora en adelante.
  8. El tablero del carro. Una vez más, nuestro carro lo manipulamos con nuestras manos, pagamos la gasolina, tocamos los controles, nos subimos al carro después de haber estado en sitios públicos. Pero lo que más contamina tu tablero de tu carro es el moho. El aire succionado por el sistema de ventilación puede arrojar moho y bacterias hacia la cabina de pasajeros y al tablero que normalmente está caliente por el motor y el sol, siendo excelente anfitrión a moho y bacterias. La recomendación es limpiar el tablero y las rendijas de ventilación con toallas anti-bacteriales una vez por semana o incluso con más frecuencia si hay problemas de asma en la familia.
  9. Cepillos de dientes. Otro artículo de uso diario, que debería estar limpio porque su acción es limpiar, pero que por su exposición a nuestras bocas y el ambiente húmedo, alberga una cantidad importante de gérmenes. Es importante, una vez por semana lavar los cepillos de dientes con agua oxigenada, o vinagre con bicarbonato. Mucho ojo a los cepillos de dientes que llevan los niños al colegio, es bueno cambiarlos cada dos meses.
  10. El REY! el celular!!. un teléfono móvil puede albergar más gérmenes que un inodoro! Este se debe a varias motivos;
    1. Está expuesto a nuestras manos y nuestra boca, que son fuentes probables de gérmenes.
    2. la mayoría soltamos el celular en cualquier superficie, en todas partes, desde las mesas de los restaurantes hasta los mesones de los bancos.
    3. Muchas carcasas tienen ranuras en sus diseños, sitios ideales para albergar a estos pequeños grandes enemigos.

La recomendación es limpiar el celular con pañitos para limpiar dispositivos electrónicos, y tener especial cuidado de no usar el celular para revisar esa receta deliciosa en YOU Tube! es decir alejar el celular de tus preparaciones culinarias!

 

NO es para asustarse. Es para que conozcamos las fuentes más claras donde podemos tener exposición a gérmenes e incluso a peores bacterias como estafilococo y salmonella.

Tomar precauciones sin estar obsesionado es ideal para vivir una vida sana, en balance y sin excesos (ni siquiera de limpieza!)

 

Con cariño

 

Catalina A.

 

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leave a Comment