Usa las grasas de manera inteligente

Usa las grasas de manera inteligente

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

 

Por muchos años nos vendieron la idea que las grasas son malas, bueno y las grasas saturadas, el demonio en vivo. Desde hace décadas en el mundo y en especial en Estados Unidos han tratado de buscar la causa de la epidemia de obesidad, y las grasas por un tiempo fueron las sentenciadas. Pero se dieron cuenta que la población seguía aumentando de peso. Y además la comunidad científica descubrió la “Paradoja Francesa”, paradoja porque ante la creencia que las grasas saturadas eran fatales para el sistema cardiovascular, cómo es que los franceses es de las poblaciones en el mundo con menos incidencia de estas enfermedades.

Ya la comunidad científica ha reconocido y sobretodo ha estudiado, y las grasas son buenas, y las saturadas son buenas también. El truco es saber comer grasas. Y aquí algunas recomendaciones:

  1.  Usar aceites refinados, de preferencia prensados en frio y NO hidrogenados
  2. Cuando sea posible comprar orgánicos, donde la materia prima esté libre de pesticidas y herbicidas
  3. Usar aceite de oliva extra virgen para aderezos de ensaladas
  4. Para cocinar leve los alimentos usar aceite de oliva, de ajonjolí o mantequilla
  5. Para cocinar usar aceite de coco
  6. Cuidado de no quemar los aceites. si un aceite comienza a humear, inmediatamente debe ser descartado y la cocina debe ser ventilada
  7. Recuerda mantener el balance de Omegas 3, 6 y 9. (1 de Omega 3 por 4 de 6 y 9)
  8. Si vas a consumir Omega en suplemento que sea sólo omega 3 y libre de mercurio
  9. Minimiza el consumo de aceite omega 6, ya que este está presente en nueces, semillas y granos enteros.
  10. Evita cualquier tipo o fuente de aceites hidrogenados, incluyendo la margarina, comidas rápidas, comidas untables y el popcorn del cine (hay qué pesar)
  11. Evita las papas a la francesa, chips o papas de paquete y comidas fritas
  12. Compra lo aceites que vienen en envases oscuros
  13. Evita aceites vegetales como el de maíz, girasol, soya y canola)
  14. Descarta cualquier aceite viejo que ya tenga olor o apariciencia a rancio.

El aguacate, las semillas, las nueces y los aceites mencionados anteriormente, son las mejores fuentes de grasas que le podemos dar a nuestro organismo. Y creo que suplementar nuestra alimentación de grasas con un buen omega 3 es clave. Eso si, asegúrate que no tenga mercurio.

Vamos por esas grasas! además porque las grasas te ayudan a darle un sabor espectacular a tus comidas. Usa el tipo de grasas que recomiendo, y podrás hacer platos deliciosos y muy saludables, que pueden sorprender a cualquiera!!

 

Con Cariño

 

Catalina A.

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

1 Comment

  • Catalina

    Hola Cata que buen artículo, las grasas siempre me han inquieta do…distinguir entre cual es buena y cual no. Nunca he usado el aceite de Coco…este puede reemplazar el aceite de canola para preparar todo tipo de platos?

Leave a Comment